Propuestas técnicas hay, el problema es económico

Carlos Gonzales Ávila
21 de junio de 2017

Ayer asistimos a una interesante charla técnica en la que se nos expuso la experiencia de Optimización de la Inyección de Agua en CASABE (Colombia) y cómo podría replicarse esa experiencia en los campos maduros del Perú.

De la presentación fluye nuevamente la contundencia de nuestra magra realidad: costos altos y regalías altas son una traba para cualquier proyecto petrolero en el Perú.

Desde el punto de vista estrictamente ingenieril, la experiencia CASABE (me explicaban mis amigos ingenieros) podría repetirse en el Perú, pero atendiendo – obviamente – las particularidades de nuestra geología y demás aspectos técnicos.

Sin perjuicio de la excelencia de la exposición, es importante también considerar con sumo cuidado lo que indicó nuestro amigo Nevito, que también fue partícipe en el Proyecto de Casabe, cuando advirtió que en Casabe la inversión fue de 1,300 MMU$ para confirmar reservas de aproximadamente 60 MMBls. Es decir, un costo unitario de desarrollo (Inversión) de 22 U$/Bl, al que había que sumarle el costo de producción de aproximadamente 19 U$/Bl (Total: 41 U$/Bl).

Para hablar en el Perú de Proyectos de Inversión como el de CASABE, tenemos que considerar además que en la Cuenca Talara las regalías van de 12 a 24 U$/Bl (mayo 2017) sobre un precio de 49 U$/Bl y el costo de producción supera los 25 US$/Bl.

De la presentación fluye nuevamente la contundencia de nuestra magra realidad: costos altos y regalías altas son una traba para cualquier proyecto petrolero en el Perú.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *