Compartir

Hay problemas en el transporte de gas para abastecer a la industria. El mercado de gas sea crea. Punto de vista de los industriales. SNI:

Por un exceso de oferta, tenemos una oferta de orden de los 8,000 Mw y un consumo del borde de los 6,200 Mw de máxima demanda. Por un exceso de oferta las tarifas de energía han bajado más del 40%. Esta reducción de la tarifa se aplica obviamente solo para los contratos nuevos, y para aquellos consumidores regulados que decidan pasarse a consumidores libres.

¿Qué está pasando? Los clientes libres que les vencían sus contratos han renovado con 40% por debajo de la tarifa que tenían contratada. Los clientes libres que tenían una cláusula de recesión onerosa y difícil, han negociado como han podido y han pagado la penalidad, y se han cambiado a clientes libres porque les ha bajado la tarifa significativamente.

Los clientes opcionales que estaban en categoría de regulados, han optado por pasarse a ser clientes libres.

Por otro lado, tenemos una gran distorsión en la tarifa de transmisión: mientras la tarifa de energía ha bajado, la tarifa de transmisión ha subido un 43%, en el caso de los grandes usuarios. Y en el caso de los usuarios regulados subió 47%.

Por último, en cuanto a proyecciones, para el año 2020 se prevé una potencia instalada de 13,180 Mw. La máxima demanda para el 2020 se prevé que podría ser de 8,100 Mw si es que crecemos a un 6%. Y podríamos tener una reserva para el año 2020 de 4,800 Mw. O sea que, por el lado de la energía, vamos a estar bastante holgados.

En conclusión, los industriales nos sentimos tranquilos en lo que se refiere a la oferta eléctrica con una perspectiva hasta el año 2025. Pero, en el sistema tarifario vemos que hay una gran distorsión en las tarifas reguladas, que suben más que proporcionalmente. Y también tenemos un problema con el incremento desproporcionado en el peaje de transmisión. Nos preocupa porque ante cualquier necesidad de captar recursos nos lo aplican en el peaje de transmisión.

Gas Natural e Industria

Camisea está produciendo 1,800 MM. pies cúbicos diarios de gas natural húmedo. De aquí se extraen los líquidos y sigue el gas natural seco. De esos 1,800 MM de gas natural húmedo, 1650 MM.p.c.d. son gas natural líquido. Y el mayor porcentaje viene del Lote 88, más de la mitad.

Lo líquido del gas natural, representa una oferta de 90 mil barriles diarios de líquidos de gas natural. Estos líquidos del gas natural, el 60% es del Lote 88 y el 40% del Lote 56. El Lote 57 no está figurando en las estadísticas, pero supongo que está metido entre el Lote 56. Y esta producción de 90 mil barriles diarios; en cifras redondas, 45 mil barriles diarios o sea el 50% es GLP. Lo cual es muy importante, porque hasta Camisea hemos sido importadores netos de GLP y ahora hemos sustituido todo con producción nacional, aunque ya comenzamos a importar. Unos 37 mil barriles diarios es Nafta; y unos 8 mil barriles de Diesel.

La planta procesadora de Melchorita, medido en MM.p.c.d, recibe en el orden de los 700 MM.p.c.d. Y el gas natural producido en Melchorita en promedio es de 180 a 190 mil barriles diarios.

Pero el problema del gas es la capacidad de transporte. Hemos hablado de reservas, y yo creo que en reservas no debemos preocuparnos por los próximos 10 años. Nuestro cuello de botella en este momento es el transporte. La capacidad de transporte hasta abril del 2016 era 1,250 MM.P.C.D. que estaban utilizados casi al 100% y contratados por supuesto hasta el 100%. Se estaba construyendo una ampliación hasta 1,550 que ya estaban contratada en el 2014. En el 2014 se hace la 17 Open Season y se compra el 100% de la capacidad a firme. O sea, todo el transporte que tenemos disponible ya está vendido a firme. Y ese es el problema. No tenemos nada que ofrecer para futuras ampliaciones y para proyectos nuevos. Eso baja totalmente las expectativas de los industriales, ya no piensan en proyectos vinculados al gas natural, lo que es un gran inconveniente.

Hemos llegado en noviembre 2016 a 1,442 MM.P.C.D., es decir al 93% de la capacidad de transporte. Hemos planteado este problema al Ministerio de Energía y Minas, pero nos han contestado. Creo que es un tema que debe ocupar la atención del gobierno para asegurar un crecimiento sostenido de la industria.

Una de las soluciones a este tema es el reglamento del régimen del despacho de gas natural. Nos alcanzaron en el año 2007-2008 un proyecto que es el que reglamenta el despacho diario. Ustedes saben que diariamente todos los clientes pedimos por teléfono una cantidad a la transportadora de gas (ACOGA) para que nos provea: ellos suman todas las demandas, y esa es la cantidad que inyectan en el gasoducto. Este despacho diario lo pre-pensamos nosotros y estaba así previsto en el proyecto de reglamento del 2008, pero no sale.

Preveía que en cualquier caso el despacho diario iba a dar absoluta prioridad al consumo nacional; y después se exportaba, lo cual es lo lógico. ¿Por qué? Porque en realidad nosotros, los consumidores industriales, estamos pagando en boca de pozo de $3,18 a $3,20 por millón de BTU’s. Mientras que Perú LNG, la exportadora de gas, está pagando entre 7 y 10 centavos de dólar por millón de BTU’s. Entonces, estamos sacrificando rentas. Y las regalías que nosotros pagamos están por encima del dólar diez por millón de BTU’s; y la regalía que paga el que exporta es entre 7 y 10 centavos. Cada millón de BTU’s que nos entregan a un industrial significa un impacto en el PBI, en el empleo o en tu balanza comercial. Pero cada millón de BTU’s que se exportan no deja nada.

Pero ahora tenemos que pensar en un proyecto de ampliación de orden de los 500 MM.P.C.D. Y eso no va a ocurrir antes de 10 años. Quiere decir que, por 10 años, nosotros nos vamos a quedar con un consumo de 930 millones, nuestro consumo actual.

El GSP

Para el gas de Camisea la previsión de demanda era que en el 2014 estaríamos en 420 MM.P.C.D. Este volumen lo alcanzamos en el año 2009. Y en el año 2014 hemos llegado a 970 MM.P.C.D. Esto quiere decir que un estudio de mercado no es muy relevante para un proyecto de este tipo. El mercado se crea, no existe. Nosotros pensamos y esperamos que el proyecto del Gasoducto del Sur, que dicen que no tiene estudios de mercado, va a salir adelante, va a ser un éxito y esperamos con toda sinceridad que este proyecto no se trunque.

SUMILLA

“…creo que en reservas no debemos preocuparnos por los próximos 10 años. Nuestro cuello de botella en este momento es el transporte”.

No hay comentarios

Dejar una respuesta