Compartir

El sector construcción retomará la senda del crecimiento en el 2016 y se dinamizará más aún en el 2017 por las mejoras de las expectativas de la inversión privada y la aceleración de obras de infraestructura, señaló hoy el jefe de análisis sectorial de Scotiabank, Pablo Nano.

Tras un comportamiento negativo en el 2015 (-5.86%), el sector construcción se expandiría 1% en el presente año, para luego acelerar su crecimiento en 3.5% el próximo año, según las proyecciones de la entidad financiera.

“Con el cambio de gobierno y las mejores en las expectativas empresariales se vería una recuperación de la inversión privada, lo que beneficiará al sector construcción, particularmente al rubro inmobiliario, además hacia el cuarto trimestre del año se daría la aceleración de las obras de infraestructura”, dijo Nano a la Agencia Andina.

Señaló que la recuperación del sector construcción está asociada al incremento de la inversión pública en el primer semestre del 2016, en particular de los gobiernos locales y regionales, luego de que el año pasado tuviera una caída importante.

“La expectativa es que luego de que se pueda destrabar las vallas burocráticas (expropiaciones) y adendas se pueda empezar a dinamizar los megaproyecros de infraestructura”, manifestó.

Medidas del gobierno
El economista dijo esperar que las medidas que pueda tomar el nuevo gobierno puedan dar resultados más concretos a fines del 2016 y con mayor claridad a partir del próximo año.

“Estamos más optimistas a la evolución del sector construcción en el 2017, porque esperamos que se acelere a niveles de alrededor de 3.5%, y en los próximos años hasta 4%, por una recuperación de la inversión privada”, sostuvo.

Nano consideró que el gobierno tratará de priorizar algunos proyectos, por un tema de déficit fiscal, pero ciertamente las obras públicas de agua y saneamiento ayudarán a un mayor impulso del sector construcción.

No hay comentarios

Dejar una respuesta